La energía en nuestro interior

Dentro de nosotras hay mucha energía que desperdiciamos en los miedos, las tristezas, la envidia, y tantas otras sensaciones inútiles. Pero esa energía despertada por las malas sensaciones puede ser utilizada positivamente, porque contando con una buena orientación tu puedes convertirla en algo positivo e muy útil para ti.

El miedo al futuro, por ejemplo, debe convertirse en un desafío que nos estimule a prepararnos con entusiasmo para enfrentarlo. Es precioso ver cómo esa energía del miedo se convierte en esperanza y decisión, cuando marcamos objetivos y podemos darles seguimiento, al observar que vamos logrando metas y que somos capaces de enfrentar la vida. Nos llenamos de esa energía y tenemos la sensación de poder, poder que nos brinda la seguridad de que lo que hacemos , es bueno para nosotras y nos da felicidad.

La tristeza puede convertirse en una actitud de profunda reflexión que nos permita descubrir los grandes valores de la vida, en lugar de buscar entretenimientos que sólo nos distraen y nos dejan más vacío interior.

La tristeza prolongada en el tiempo, se convierte en depresión. Cuando logramos transformar la energía de la tristeza en la capacidad de reflexionar sobre nosotras, en el poder de observar nuestro interior, somos capaces de comprender nuestra vida sobre el papel que nosotras mismas escribimos.

Somos capaces de observar nuestra biografía, reflexionar e intervenir en ella para transformarla y conducirla hacia dónde queremos que vaya.

La energía que se despierta en la envidia, también puede convertirse en algo positivo: en la capacidad de dejarse movilizar por esa persona que envidiamos, y comenzar a tomar a esa persona como un estímulo para sacar lo mejor de nosotras mismas, pero a nuestro modo y con nuestra propia misión, sin pretender copiar lo que la otra hace. No se trata de querer ser como es ella, al contrario, esa energía nos debe motivar para reflexionar y entender porque nosotras sentimos envidia por aquella otra. Esa reflexión bien conseguida, nos dará información valiosa sobre nosotras mismas, y por tanto, sabremos conducir nuestra vida hacia un mejor lugar, esa fuerza, ese poder que nace en nosotras, dirige la envidia como odio, hacia energía positiva para mi propio cambio personal.

Puedo mencionar tantas emociones negativas, como existen y en cada caso, puedo mostrar como la energía sensorial negativa que te hace sentir mal, desgraciada, etc. Siempre puede ser usada a nuestro favor y en nuestro beneficio.

Afirmó que no intentamos no sentir, como las tendencias orientales practican, no se trata de olvidar el pasado, como si no hubiera existido, de acuerdo a los que predican que hay que cerrar círculos.

Para el método ILAFEL se trata de usar la energía y transformarla en nuestro beneficio.

Ya hemos hablado también del método de creencias ILAFEL.

En ILAFEL sostenemos que todas contamos con el poder de conocernos y reflexionar sobre nosotras mismas, y que ese poder orientado correctamente, y alimentado por la energía, transforma vidas.

Dejemos que nos orienten las expertas, para que esa energía interior que estamos utilizando mal, ellas nos enseñen a usarla bien, para convertirla en una fuerza positiva de vida, de crecimiento y transformación. Finalmente, lograr que esa energía la usemos a nuestro favor para convertirnos en nuestra mejor versión y poder ser felices a pesar de las adversidades y dificultades. Y a partir de ellas.

#cambio #transformación #autoestima #crecimiento #felicidad #energía #poder



Gabriela Guzmán Arnaud

CEO en ILAFEL

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo